LOS LOCALES DEL FUTURO... no tan lejano


Con el impacto del mundo online en los locales comerciales, ya veníamos especulando lo que serían los locales del futuro. Pero ¿será que la llegada a ese futuro se verá acelerada a causa del Covid-19?


Veamos como estaban los comercios antes de cerrar sus puertas.

El mundo digital había llegado para romper con el formato convencional de un local comercial. Donde el cliente debía ir a una tienda física para comprar lo que estaba necesitando. Las tiendas online y las apps de delivery quebrantaron estos esquemas, para ofrecerle al cliente, lo que quiera donde quiera a través de un simple click.

Muchos locales se vieron afectados por este cambio. Mientras las apps escalaban en usuarios, los locales empezaron a vaciarse. Ahí empezó la lucha del comercio físico por sobrevivir.


La necesidad de diferenciarse para destacarse de la competencia (ahora también virtual) pasó a ser fundamental. Para ello el Diseño de interiores comenzó a tomar protagonismo y las tiendas comenzaron a ofrecer, a través de él, algo más a sus clientes.

Las experiencias únicas, el sentido de pertenecía, integrarse a una comunidad, compartir un espacio entre pares… eran las nuevas propuestas para atraer a los clientes.



(foto de Apple)


Con este panorama, podríamos proyectar lo que serían los locales en un futuro y podemos ver como ejemplo (pionero en esta implementación) a los locales de Apple.


Los comercios finalmente dejan de competir entre el mundo online y offline, para fusionarlos en una misma experiencia omnidireccional.

La experiencia omnidireccional implica que todos los canales de un comercio: redes, web, call center, emails, tienda física, tienda online; sean una cadena de interacciones, funcionen al unísono y se complementen.


La función del local físico, sería la de acompañar al virtual, hacer de soporte del mismo.

Las tiendas pasarían a cumplir la función de showroom donde el cliente, luego de ver un producto en las redes o en la web, iría a verlo en persona, a descubrirlo, a experimentarlo, a sentirlo… Para luego terminar la compra a través de la tienda online.

Las compras en los locales se disminuirían notablemente, siendo los mismos solo espacios de experimentación con el producto.


Esto implicaría un cambio en el formato de una tienda. Ya no serían necesarios grandes depósitos, ni cantidad de productos exhibidos.

Su exhibición, ocuparía un espacio único para hacerlo visible y tangible a la mano del cliente. Esto sería sumamente relevante: el cliente iría al local a experimentar el producto, no a verlo a través de una vitrina. Por lo que las mesas o áreas de prueba de los mismos serían algo común en las instalaciones, para que los clientes puedan interactuar con el producto tranquilamente.


Teniendo en cuenta la gran variedad de ofertas con la que contará el cliente en internet, la diferenciación seguirá siendo la clave del éxito. El valor agregado a los productos y la relación creada entre el cliente y la marca serán factores indispensables para ser competitivo.

(foto de Apple)


Ahora, la realidad que atravesamos hoy me puso a pensar… esta descripción que antes tomaba como “locales del futuro” ya no la veo tan lejana.

Si a este formato de local le agregaramos:

* Distribución y espacios personales amplios.

* Uso de materiales antibacteriales.

* Automatización de tareas.

Consideraría que es una visión acertada y adecuada a la "nueva normalidad"



Si analizamos cómo están hoy los comercios, parecería ser que el mundo online ha vuelto a tomar la delantera. Pero puedo asegurarte que los locales físicos están lejos de desaparecer.

Las personas aquí están muy acostumbradas a querer ver y probar los productos antes de comprarlos, por lo que los locales como espacios de interacción son indispensable.

La necesidad de vivir experiencias sensoriales y de relacionarse con el mundo sigue intacta.

Estos son dos factores que garantizan la continuidad de los negocios físicos.


Estamos en una transición hacia un nuevo formato comercial, pero donde la tienda física sigue siendo necesaria y un pilar fundamental para cualquier negocio.

Lo que visionabamos como un futuro en el comercio, ya está sucediendo.

La clave, insisto, está en saber adaptarse.


María J.

76 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
SUSCRIBITE PARA RECIBIR TIPS DE INTERIORISMO COMERCIAL

¡Gracias por suscribirte!