5 PASOS PARA ZONIFICAR UN LOCAL COMERCIAL



Uno de los grandes desafíos que puedes encontrar al diseñar un local comercial es cómo zonificarlo.

Teniendo en cuenta que la sectorización y distribución de los espacios es un punto clave para que un negocio funcione y venda mejor, no se puede resolver con un simple “me parece que ahí va a quedar bien”.

Debe haber un previo análisis para realizar una distribución en planta estratégica que logre cautivar a tu cliente, invitarlo al recorrido y potenciar tus ventas.

Este análisis se realiza en 5 pasos que te comparto a continuación.


PASO 1: Detalla las tareas y servicios.

Comienza por hacer una lista de las tareas internas del negocio y de los servicios que ofreces a tus clientes. Desde el ingreso del cliente o de los proveedores, hasta que el cliente se retira del local y el encargado cierra sus puertas. Todas las tareas deben ser contempladas.



Tomemos como ejemplo una Barbería: Ahí tendrías las tareas y servicios de: recepción de cliente, exhibición de productos y books de corte, sala de espera, guardarropas, lavado, corte y barba, color, área privada, baño y depósito, por nombrar algunas.


PASO 2: Agrupa las tareas para definir sectores y sus dimensiones.

De esa lista, agrupa las tareas que se realizan en un mismo espacio para empezar a definir sectores.

Por ejemplo, en la Barbería, las tareas de recepción de clientes y cobro suelen realizarse en un mostrador, las tareas de corte y barba en un mismo módulo de trabajo, etc.


Para definir los sectores, también es importante saber sus dimensiones y cualidades para poder ubicarlos en un espacio acorde a sus necesidades físicas.

Describe cada grupo de tarea teniendo en cuenta cuántas personas la hacen y qué necesitan en cuanto a equipamiento, mobiliario, iluminación, etc., para poder definir el espacio físico.

*TIP: para definir medidas, les recomiendo ver el libro de Julius Panero y Martin Zelnik "Las dimensiones humanas en los espacios interiores".



Siguiendo con el mismo ejemplo: En el espacio de corte y barba, definimos que habrá lugar para atender a dos clientes a la vez, que los empleados necesitan un lugar para apoyar y guardar las herramientas, tomacorrientes, buena iluminación, un espejo para los clientes, etc.

Teniendo en cuenta esto y la circulación, podrás definir que el área de corte debe tener como mínimo 245 cm de fondo x 360 cm de ancho con mucha iluminación entre neutra a fría.


PASO 3: Vincula sectores según su funcionalidad.

En todo negocio hay procesos internos y recorridos de los empleados para atender al cliente. Define estos para poder diagramar qué sector debe estar junto a otro para así lograr un proceso más simple y fluido.



En la barbería, la recepción debe estar cerca del ingreso para facilitar la atención de clientes y proveedores, la sala de espera debe estar cerca de la misma, para poder llamar a los clientes en su turno, el espacio donde se guardan las herramientas y productos debe estar cerca de los módulos de trabajo, el área de lavado debe estar cerca del de corte y el de color, etc.


PASO 4: Visualiza el recorrido del cliente.

En este paso tendrás que ponerte en el lugar del cliente y pensar en qué forma quieres que recorra el local y cómo guiarlo a hacerlo.

Para eso, debes definir qué es lo que quieres que vea desde afuera, para invitarlo a ingresar, con qué se encontraría en cuanto ingresa y así sucesivamente.

Como resultado, tendrás una secuencia de zonas por las que pasa tu cliente. Deberás buscar la forma de que este recorrido sea fácil y fluido.



En la Barberia, lo que queremos que vea el cliente es al barbero en acción, por lo que desde afuera se verían los módulos de trabajo, al ingresar al local, se encontraría con la recepción, continua a esta estaría el guardarropa y la sala de espera. Al ser atendido, las diferentes zonas (lavado, color, corte y barba) deben ser contiguas para evitar recorridos largos y las áreas de preparación y de empleados no deben estar a la vista.


PASO 5: Zonifica

Ahora sí puedes agarrar el plano del local y un lápiz para comenzar a plantear la zonificación.

Ubica las zonas según el Paso 3 de funcionalidad y luego según el Paso 4 de experiencia del cliente. Para esto, ten muy en cuenta el Paso 2 de dimensiones del espacio.

Puede que los pasos se complementen y te resulte fácil ubicar cada sector en el plano, pero también puede que encuentres discordancia entre ellos. En ese caso, debes buscar una solución intermedia que sirva a todas las partes.


Volviendo a nuestro ejemplo: Por experiencia del cliente, los módulos de trabajo deben estar cerca del frente del local (o vidriera); en el paso 3 y 4 notamos que la recepción debe estar cerca del ingreso, y contigua a esta la sala de espera, pero basándonos en el paso 2, ubicaremos la sala de espera por detrás de la recepción y no al lado.


Como verás, lejos está la zonificación de un local de ser planteada al azar.

Cada zona debe ser ubicada estratégicamente para poder maximizar la operatividad del negocio y, además, no sólo satisfacer las necesidades del cliente, sino también brindarle una experiencia única para que desee volver.


Espero que este artículo te haya servido y si necesitas ayuda para zonificar tu local y proyectar una distribución en planta estratégica, puedes contactarme --- ACÁ

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
SUSCRIBITE PARA RECIBIR TIPS DE INTERIORISMO COMERCIAL

¡Gracias por suscribirte!